Actualizaciones

Personas privadas de libertad con situaciones delicadas de salud (abril de 2024)

Relación, por orden alfabético, de algunos reclusos con situaciones delicadas de salud reportadas durante el mes de abril de 2024. Estos casos son un subregistro del total de las víctimas del sistema penitenciario cubano a lo largo del mes.

(*) Información obtenida por Centro de Documentación de Prisiones Cubanas. 

Adrián Cao Tejera

  • (Prisión Canaleta, Matanzas): No le suministran los medicamentos que necesita para la hipertensión, epilepsia y trastornos nerviosos. 
  • (Campamento de trabajo forzado “La Conchita”, Pinar del Río): Paciente de cáncer. Se encuentra en estado de desnutrición severa según pudo observarse en una foto tomada durante una visita. Aún en esas condiciones es obligado a trabajar en labores de limpieza, sin siquiera suministrarle los implementos.
  •  (Combinado del Este, La Habana): No le brindan asistencia médica a pesar de padecer siete patologías: hipertenso, epiléptico, gastritis crónica, problemas circulatorios, de la cervical y tiene una fractura de cráneo que le provoca fuertes dolores de cabeza. Durante una crisis de hemorroides, con sangramiento, le impidieron que se diera los baños de asiento y fue llevado a celda de castigo por 15 días.
  •  (Prisión de Boniato, Santiago de Cuba): Lleva dos meses con fuertes dolores de muelas, exigiendo atención médica y no se la dan.
  • (Prisión Mar Verde, Santiago de Cuba): Continúa con fuertes dolores de cabeza y sangramientos producto de las hemorroides.
  • (Prisión Guamajal, Villa Clara): Continúa presentando problemas en una de sus piernas, lo cual le dificulta la movilidad, al punto de que los otros reclusos tienen que ayudarlo a desplazarse. No recibe atención médica y las malas condiciones de la cárcel dificultan su situación. 

(Prisión Provincial de Las Tunas): No está recibiendo los medicamentos para sus problemas de hipertensión y psiquiátricos. Sus pastillas las dejaron en Instrucción Penal, donde previamente lo tenían detenido, y en la cárcel no hay para suministrárselas.

  • (Prisión de Boniato, Santiago de Cuba): Presenta lesiones con pus en el cuerpo y las manos, que según los médicos se deben a estafilococos. Se encuentra descompensado de la diabetes y no recibe medicamentos. Pesa alrededor de 40 kilogramos.
  • (Prisión Provincial de Cienfuegos): Perdió 77 libras de peso tras 59 días en huelga de hambre, que también le provocó una hemorragia detrás de la retina y la consiguiente pérdida de visión. Fue sacado anticipadamente de la sala de penados del hospital Gustavo Aldereguía y regresado a la prisión. Como represalia le extraviaron su historia clínica, lo cual provoca que no le suministren la dieta médica que tiene prescrita.
  • (Combinado del Este, La Habana): La psiquiatra no lo atiende, no le dan los medicamentos para sus padecimientos mentales ni para la úlcera. Tampoco le han entregado la dieta alimentaria. De comida le están dando principalmente papa, que le provoca daño estomacal. Ha tenido diarreas con sangramiento. 
  • (Prisión “La Empresita”, Camagüey): Sufrió una hipoglucemia debido a la mala alimentación en prisión.
  • (Prisión de Boniato, Santiago de Cuba): Padece un cáncer de garganta muy avanzado, que le impide hablar. Se encuentra extremadamente delgado debido a la hambruna que padecen los reclusos. 
  • (Prisión de Boniato, Santiago de Cuba): Se encuentra en medio de una crisis de amigdalitis que prácticamente le impide dormir debido a las altas fiebres que está padeciendo. Está muy débil, no puede alimentarse y casi ni tomar agua. No le están suministrando ningún medicamento ni atención sanitaria.

 

  • (Combinado del Este, La Habana): Ha perdido 20 kilogramos de peso y padece cardiopatía isquémica, hipertensión arterial grado III, asma bronquial crónica, artritis reumatoide generalizada, hiperplasia benigna de próstata, dermatitis crónica por contacto, disfunción eréctil, bulbitis eritomatosa, úlcera crónica, gastritis antral crónica erosiva, esofagitis, cataratas y sospecha de glaucoma. A pesar de su edad y sus padecimientos no le otorgan la libertad condicional.
  • (Combinado del Este, La Habana): Padece de asma, diabetes y se encuentra con gripe. No hay insulina para inyectarle ni medicamentos para el asma. 
  • (Combinado del Este, La Habana): Padece crisis de asma, es diabético y le han salido granos en el cuerpo debido a las picaduras de chinches. No hay medicamentos para tratarlo.
  • (Prisión Potosí, Las Tunas): Es hipertenso crónico, padece una úlcera duodenal e insuficiencia renal, pero no recibe la alimentación acorde a sus padecimientos. De comida le están dando dos plátanos en la mañana, dos al mediodía y dos en la tarde. Tampoco recibe medicamentos para sus padecimientos.
  • (Prisión Provincial de Pinar del Río): Presenta dos nódulos en las tiroides que requieren intervención quirúrgica. Ha perdido mucho peso debido a la mala alimentación en el penal y a que le retiraron la dieta especial que requiere debido a su condición de salud. Necesita medicamentos para un tratamiento antiparasitario que no está disponible en prisión. 
  • (Prisión Alambradas, Villa Clara): No recibe tratamiento para el cáncer que tiene en el rostro. Solo le inyectan morfina.
  • (Prisión Guamajal, Villa Clara): Los análisis de la coagulación de sangre le han dado alterados. En un ecocardiograma reciente se vio que el ventrículo izquierdo no le funciona y el derecho está trabajando al 25% de su capacidad. En un turno con el neurólogo le identificaron problemas de funcionamiento cerebral. También ha sufrido varias pérdidas de conocimiento. No recibe dietas médicas y se alimenta de lo que puede llevarle su hija cada 45 días. (Torna fue liberado el 6 de mayo bajo una licencia extrapenal debido a su estado de salud. El cambio de medida fue emitido por el Tribunal Supremo de Justicia luego de una apelación de su familia).
  • (Combinado del Este, La Habana): Continúa presentando dolor en los genitales, con inflamación y sangramiento. Los oficiales del penal se niegan a llevarlo a un hospital para que vea a un urólogo. También presenta un fuerte dolor de muelas y no recibe atención médica.
  • (Prisión Provincial de Granma): Se contagió de dengue, por lo que sufrió fiebres, vómitos, dolores de cabeza y no le suministraron medicamentos. Desde hace seis meses está ciego del ojo derecho y no recibe atención médica especializada*.
  • (Combinado del Este, La Habana): Tuvo que ser hospitalizado por bronconeumonía.
  • (Prisión Provincial de Las Tunas): Continúa sin recibir atención médica para su diabetis, cardiopatía crónica, ventriculosis y aneurisma, entre otras enfermedades que padece esta persona de la tercera edad y amputado de ambas manos.
  • (Prisión Guamajal, Villa Clara): Desde que fue trasladado a esta prisión su la salud se ha deteriorado. Tiene infección en los riñones, en la boca y un furúnculo en el rostro. No hay medicamentos para tratarlo.
  • (Campamento de trabajo forzado “La Caoba”, Santiago de Cuba): Se encuentra mal de los riñones. Tiene que trabajar mucho al sol y bebe poca agua.
  • (Prisión Provincial de Villa Clara): Se queja de mucho dolor en el pulmón derecho que, según los médicos, no lo tiene dañado. El dolor del pulmón se le está reflejando en el riñón derecho. En las madrugadas hay momentos en que se le falta el aire y se queda ahogado. Se mantiene con el azúcar en sangre alta y no se la logran estabilizar. Tuvo que ser ingresado de urgencia debido a un fuerte ataque de asma.
  • Está afectado por las plagas de chinches, las ratas y la mala alimentación. Los carceleros le niegan la asistencia médica y los medicamentos para la escabiosis y problemas de la piel que padece. Se encuentra extremadamente delgado.
  • (Prisión Provincial de Pinar del Río): Estuvo cuatro días sangrando, luego de que un médico militar se negara a suturarle una oreja, desgarrada tras las agresión que recibió por parte de cuatro reclusos comunes.
  • (Campamento de trabajo forzado de Bidot, Camagüey): Padece de hipertensión y no recibe atención médica. 
  • (Prisión 1580, La Habana): Desde hace un mes y medio no recibe la carbamazepina. Al poco tiempo de su traslado a la 1580 sufrió una crisis de úlcera y cuando le reclamó al jefe del puesto médico, le dijo que tenía que aguantar, porque no había ningún medicamento.
  • (Combinado del Este, La Habana): Continúa con problemas de la presión arterial y acidez estomacal, debido a la alimentación. No tiene medicamentos.
  • (Prisión Provincial de Holguín) Se declaró en huelga de hambre porque hace más de un mes no recibe los medicamentos para la artrosis cervical y el traumatismo craneal que padece. Tampoco le dan la dieta médica que tiene prescrita.
  • (Campamento de trabajo forzado “El Anoncillo”; Camagüey): Continúa con crisis de la vesícula, pero las autoridades carcelarias desde hace más de un año se niegan a llevarla al salón de operaciones. Tampoco recibe medicamentos para sus múltiples enfermedades y su familia tiene que comprarlos en la calle, a altos precios.
  • (Prisión Kilo 7, Camagüey): La humedad de la celda de castigo donde ha sido recluido le ha causado mucho daño a su salud. Sufre de fuertes dolores en los pulmones. 

 

  • (Prisión Jóvenes del Cotorro, La Habana): Presenta serios problemas gástricos, empeorados por las múltiples huelgas de hambre que ha realizado en prisión. No recibe los medicamentos que necesita.
  • (Prisión Provincial de Mujeres de Camagüey): No recibe los medicamentos para sus padecimientos psiquiátricos.
  • (Campamento de trabajo forzado “Valle del Yabú”):  Lleva más de medio año padeciendo de problemas en la piel, adquiridos en la prisión, y no recibe atención médica. 
  • (Prisión Provincial de Mujeres de Camagüey): Padeció un cólico nefrítico del que ya se encuentra aliviada. También es paciente diabética.
  • (Prisión Provincial de Holguín): Se encuentra escupiendo sangre como secuela de una tuberculosis que padeció. Se queja de que tiene mucho dolor en los pulmones y en el puesto médico solo le ponen inyecciones y lo devuelven al destacamento.
  • Lleva más de cuatro años sin que le brinden atención estomatológica, a pesar de que la necesita. Su madre ha presentado la queja a las autoridades del penal y no recibe respuesta.
Botón volver arriba